viernes, 9 de agosto de 2013

Mis Pupilas...

Esa noche sus ojos reflejaban un brillo nunca antes visto, ya había visto sus pequeños ojos, ya había visto brillo en ellos, pero el brillo de esa noche era especial, de ese que parece que ilumina el lugar, de ese al que parece salirse una chispita, si, una chispita de lo mucho que brillaban.

Esa noche me sentía muy enamorada, habíamos hecho el amor, estábamos cansadas, sin embargo muy enamoradas, lo estaba yo, lo estaba ella, yo podía sentirlo.

Se puso hermosa, mas hermosa de lo que era, se puso hermosa para mi, se veía muy sexy, encantadora y yo al mirarla no podía ocultar la felicidad que sentía de tenerla así tan cerquita, de romper con todos los esquemas del amor, de viajar unos cientos de kilometros por ella, y por mi obviamente, quería verle, quería sentirle, quería amarla.

Tuvimos algo así como una cena romántica, un bonito lugar, una muy buena comida, el lugar se prestaba para que a parte de que nuestros ojos brillaran, los sentidos se estimularan, el corazón palpitara rápido, los poros sobresaltaran, los ojos brillaban y las pupilas se dilataran...

Ella me lo dijo "tienes las pupilas dilatadas", yo no sabia muy bien que significaba, si era bueno o malo, si era exceso de amor, o causa de una tarde de placer, si era cansancio o si era sueño... Mis pupilas estaban muy grandes y yo a través de ellas miraba el brillo de sus ojos.

La noche fue muy linda, ella y yo ahí juntas, mirándonos, disfrutando la cena, y lo romántico del lugar, fue bonito siendo modestos al describirlo, a veces las cosas tan hermosas y tan especiales, son difíciles de describir con letras, y simplemente las guardas en el corazón.

Ese día estaba muy enamorada, aunque siempre lo estoy, esos momentos son lindos y especiales, te marcan, porque tienes en el corazón un montón de sentimiento, la piel esta llena de cada espacio de ella, su belleza, sus ojos, se respiraba amor, no se podía negar.

Terminamos de cenar, de disfrutar de aquel bello lugar, quizá mis pupilas seguían dilatadas, así como sus ojos seguían brillando y nos fuimos como siempre agarradas de la mano.

Tiempo después quise buscar el porque se dilatan las pupilas, hay diferentes motivos, pero según las emociones sentidas aquella noche me quedo con lo siguiente:
"Cuando miramos algo agradable, especialmente una persona que nos gusta, la pupila suele dilatarse considerablemente". "la excitación sexual, si una persona nos atrae sexualmente, nuestras pupilas nos delatarán".

El significado no pudo ser mejor, no pudo ser mas que la hermosa verdad de lo que sucedió aquella noche:

-Cuando una persona o cualquier otra cosa nos excita poderosamente la atención, es como si el cerebro le dijera a nuestros ojos: “Abrid bien las pupilas que no podemos perdernos ni un detalle de lo que estamos viendo”-


Eliiana Garcia

2 comentarios:

  1. Se podría decir entonces que tus ojos fueron cómplices para con ella...
    Me gusto mucho y sobre todo saber como nuestro cuerpo nos delata

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si así es... ♥
      Que bueno que te haya gustado!

      Eliminar